Con Sal y Pimienta
Te damos la Bienvenida a nuestro humilde foro!!!.
Te invitamos a registrarte y disfrutar de él para asi poder ver todos los apartados a medida que vayas posteando!!
Un saludo

Admin.

Con Sal y Pimienta

Entra en el maravilloso mundo de la cocina y entabla amistad con todos nuestras cocineras/os
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  FAQFAQ  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 Usos culinarios del ajo

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Piruleta
Cheff Super Mega Ultra Profesional
Cheff Super Mega Ultra Profesional
avatar

Femenino Virgo Edad : 45
Fecha de inscripción : 03/12/2008

MensajeTema: Usos culinarios del ajo   Vie Feb 01 2013, 01:31


El ajo es una hortaliza, cuyo bulbo se caracteriza por ser de piel blanca y con forma de cabeza dividida en gajos, más comúnmente conocidos como dientes. 
Su sabor es fuerte y penetrante, especialmente si está crudo, y ligeramente picante.

Además de proporcionar un gran aroma y sabor a nuestros platos, el ajo contiene una gran cantidad de propiedades beneficiosas para nuestro organismo. Su consumo ayuda a reducir la presión arterial y el colesterol, incrementa el nivel de insulina en el cuerpo. Se le relaciona con la prevención de ciertas tipos de cáncer, la reversión del estrés y la depresión. 


El ajo posee vitaminas del complejo B, así como vitamina C, vitamina A y vitamina E, además, tiene un leve efecto antioxidante. 



Contiene minerales como el calcio, fósforo, potasio y magnesio, necesarios para la correcta contracción muscular y el adecuado funcionamiento del sistema nervioso, que favorecen una buena salud cardiovascular.

Se caracteriza por ser bajo en calorías, por ser rico en nutrientes y muy aromático. Por estos motivos, el ajo es una buena opción para dar sabor a las comidas. Así se puede reducir el uso de otros ingredientes no tan saludables como la sal, reduciendo de esta forma la ingesta de sodio.

El ajo suele utilizarse en la cocina mediterránea para dar sabor y aroma de forma natural a los platos. Se pueden preparar como si fueran espárragos, aunque generalmente se aprovechan secos o semi-secos, como ajo deshidratado, verdes (los ajetes) y en encurtidos. 



En el supermercado se pueden encontrar ajos de 3 tipos en función del color de su cubierta.

- Rosado: el color de su cubierta le da el nombre y son ajos que no se conservan tan bien como los blancos.

- Blanco o común: su tamaño es más grande que el ajo rosado y su conservación es buena. Tiene un sabor muy marcado y un aroma fuerte. 



- Ajete o ajo tierno: este es el tipo de ajos que se utiliza mucho para la elaboración de platos como tortillas y revueltos. 



El ajo puede utilizarse de distintas formas: fileteado, picado finamente triturar totalmente, y, en ocasiones se mezcla con aceite para evitar que se seque y transmita olor o sabor a otros alimentos que puedan estar guardados en el frigorífico. En España es típico el majado de ajo frito con pan y el crudo con perejil, empleados en platos generalmente fríos, a la plancha o al horno. 



También se emplea como condimento en pastas, patatas a lo pobre, salsa de sofrito, en picada con perejil, pisto, carnes y pescados a la parrilla.

Algunos de los muchos platos en donde el ajo es un ingrediente esencial son el ajo blanco, el ajo cabañil, el ajo caliente, el ajo mataero, el ajo pringue, el gazpacho andaluz, el pollo al ajillo, el salmorejo, el mojo de ajo o la sopa de ajo, el bacalao ajoarriero o el conejo al ajillo. También se utiliza como ingrediente principal en la elaboración de algunas salsas emulsionadas como puede ser el alioli.

Crudo se restriega sobre lonchas de pan tostado o sobre picatostes. También se macera en aceite de oliva para aliñar ensaladas dando un toque diferente a las mismas.

Los ajos deben guardarse en un lugar fresco, seco y ventilado, y a ser posible deben conservar la ristra para evitar que se queden. Si se opta por separar los dientes, deberán guardarse en un bote de cristal en el frigorífico pelados y cubiertos de aceite que, además de conservarlos bien, aromatizará el mismo y podrá utilizarse después para aliñar ensaladas y pastas.

También pueden congelarse los dientes pelados, pero sin exceder los dos meses de almacenamiento, ya que de lo contrario pierden sabor.

A continuación te ofrecemos unos trucos para eliminar el olor a ajo después de cocinar:

En los cuchillos: Aquí solo es necesario poner el cubierto debajo del grifo de agua pero es muy importante no frotarlo ni tocarlo, dejando que el agua corra sobre el metal para quitar el olor a ajo. 



En las manos: Bastará con hacer lo mismo. Otra solución es ayudarnos de algún utensilio de acero, ya que tiene la propiedad de eliminar malos olores, así que con lavarnos con agua y frotarnos con cuidado conun cuchillo limpio, será suficiente para no pasar el resto del día con manos olorosas, también podemos utilizar zumo de limón o trozos de perejil para lavarnos las manos.


En el aliento: Es imposible evitar que el ajo desprenda olor después de ser ingerido, ya que son los componentes de azufre que contiene, metiéndose en los poros. Pero una vez que comemos el ajo, podemos quitarnos el olor tomando zumo de limón o masticando perejil o menta.


Volver arriba Ir abajo
http://www.nuestramesacamilla.mejorforo.net
 
Usos culinarios del ajo
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» 6 usos desconocidos del oro en la industria y la cultura
» otros usos del pendulo
» Otros usos de la Coca-cola
» DICCIONARIO DE TÉRMINOS CULINARIOS
» Megaman Team, Masa das

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Con Sal y Pimienta :: Consejos del Cheff :: Articulos de interés-
Cambiar a: