Con Sal y Pimienta
Te damos la Bienvenida a nuestro humilde foro!!!.
Te invitamos a registrarte y disfrutar de él para asi poder ver todos los apartados a medida que vayas posteando!!
Un saludo

Admin.

Con Sal y Pimienta

Entra en el maravilloso mundo de la cocina y entabla amistad con todos nuestras cocineras/os
 
ÍndiceÍndice  PortalPortal  FAQFAQ  RegistrarseRegistrarse  ConectarseConectarse  

Comparte | 
 

 La princesa de Suecia alcanza su sueño al casarse con Daniel, su entrenador

Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Ir abajo 
AutorMensaje
Xena
Cheff Super Profesional
Cheff Super Profesional
avatar

Femenino Escorpio Edad : 46
Fecha de inscripción : 04/12/2008

MensajeTema: La princesa de Suecia alcanza su sueño al casarse con Daniel, su entrenador   Sáb Jun 19 2010, 19:22

La princesa de Suecia alcanza su sueño al casarse con Daniel, su entrenador

La novia, con un espectacular vestido, diseñado por el danés Par Engshedn, no ha dejado de sonreir en toda la ceremonia | La familia del novio, unos sencillos funcionarios de provincias, abrió el cortejo de los familiares

A las 15.52 de la tarde, Victoria, princesa de Suecia, ha alcanzado su sueño. Con un rotundo "ja" se ha convertido en la esposa de Daniel Westling, el hombre que llegó a su vida como entrenador personal y ha acabado por convertirse en su marido. La novia, con un espectacular vestido, diseñado por el danés Par Engshedn, no ha dejado de sonreir en toda la ceremonia, sonrisas y lágrimas de emoción que también han aparecido en los rostros de sus padres, los reyes Carlos Gustavo y Silvia, y en el de su hermana Magdalena, dispuesta a demostrar que ya empieza a olvidar la triste ruptura de su compromiso matrimonial.



Los Príncipes de Asturias, a su llegada a la boda de la princesa heredera Victoria de Suecia / EFE/Ballesteros

Victoria y Daniel se dieron el sí en la catedral de San Nicolás, la misma en la que hoy hace justo 34 años se casaron sus padres. La ceremonia, por el rito luterano, ha sido oficiada por el arzobispo primado de Suecia, Anders Wejryd, el obispo de Estocolmo Ake Bonnier y la obispa de Lund, Antje Jackelen, una de las cuatro mujeres que han alcanzado este grado en la iglesia sueca.

La modernidad de la ceremonia comenzó con la misma llegada de la novia que atravesó con su padre únicamente la nave central de la catedral, siendo recogida por su novio con quien caminó de la mano hasta el altar. En los últimos días, los sectores más modernos de la sociedad sueca habían criticado que Victoria fuera llevada hasta el altar por el rey Carlos Gustavo su padre, ya que eso suponía reconocer que pasaba de la propiedad del padre a la del marido. A la llegada a la iglesia, tanto los novios como sus invitados fueron recibidos por un coro de niños y jóvenes que entonaban canciones típicas suecas. La ceremonia comenzó a las 3.30 de la tarde pero desde una hora antes fueron llegando los invitados en distintos grupos, según su categoría.

La infanta Elena y los duques de Palma llegaron juntos con el grupo de los príncipes no herederos. Las dos hermanas volvieron a repetir diseños de Lorenzo Caprile; la duquesa de Lugo, como anoche, puso la nota goyesca, con un vestido fucsia acompañado por un bolero de clara inspiración torera adornado en los hombros con unos madroños de tela a juego con los de la redecilla que le cubría el moño. Doña Cristina optó por un vestido de color verde agua de gasa de corte impero.

Las dos lucían sendas diademas: doña Elena la que llevó en su boda con Jaime de Marichalar, regalo de la familia de su ex marido y doña Cristina, la tiara Cartier que Alfonso XIII regaló a la reina Victoria Eugenia. En el mismo grupo que las infantas figuraban la princesa Alexia de Grecia con su marido, Carlos Morales, Rosario Nadal junto a su ex marido, Kyril de Bulgaria y el príncipe Eduardo de Inglaterra con su esposa Sophie Rys-Jones.

El penúltimo grupo estaba formado por los príncipes herederos y los reyes exiliados y abrió el cortejo Guillermo y Máxima de Holanda, por delante de Felipe y Matilde de Bélgica, el príncipe Alejandro de Yugoslavia (pretendiente al trono desaparecido de un país inexistente) y la princesa Margarita de Rumanía.

Siguieron Federico y Mary de Dinamarca, las princesas Margarita, Brigita, Desiré y Margarita de Suecia, hermanas de Carlos Gustavo y, a continuación los reyes Constantino y Ana María de Grecia y, tras ellos, don Felipe y doña Letizia. La princesa lució un vestido, diseño de Felipe Varela, de gasa de color nude con flores aplicadas y, en la cabeza, la diadema floral que lució la infanta Cristina el día de su boda. Cerró el grupo de herederos Haakoon y Mette Marit de Noruega y el príncipe Naruhito de Japón, sin Masako, cuya depresión la mantiene en palacio desde hace varios años.

El grupo de soberanos tuvo una apertura curiosa, ya que el encargado de abrir el cortejo fue Alberto de Mónaco y su novia, no oficial, Charlene Wisttock. En ese grupo brilló con luz propia la reina Rania, con un vestido de seda azul eléctrico, acompañada por el rey Abdulá. La Reina Sofía, con vestido de color rosado, diseño de Margarita Nuez, con aplicaciones de flores y color muy parecido al de la princesa Letizia, fue de pareja de la reina de Holanda, Beatriz, madrina de nacimiento de la princesa Victoria. La Reina Sofía lució la llamada diadema de las conchas, que perteneció a la infanta Isabel de Borbón, La Chata, y fue un regalo de los Condes de Barcelona a doña Sofía por su boda.

La familia del novio, unos sencillos funcionarios de provincias, abrió el cortejo de los familiares que cerraron la princesa Magdalena y la reina Silvia por delante del protagonista del día Daniel Westling que caminaba junto al príncipe Carlos Felipe, hermano de la novia. El novio lucía un frac, sin condecoraciones, ni bandas lo que, sin duda, le hacia parecer casi desnudo.

Y, por fin llegó el momento. Minutos antes de las 3.30 paró ante la puerta de la catedral el Rolls Royce en el que viajaba la novia y su padre. El vestido, de corte moderno, en seda duquesa tenía escote barco doblado a juego con el fajín de la cintura del que, por detrás salía una cola de cinco metros del mismo tejido. Sobre la cabeza un velo de encaje histórico que su madre llevó en su boda, sujeto con la misma diadema de camafeos que lució la reina Silvia el día de su boda y que había pertenecido a la emperatriz Josefina, esposa de Napoleón, que la dejó en herencia a su nieta que fue reina de Suecia.

La ceremonia comenzó con un sermón de la obispo de Lund y enseguida continuó con el asentimiento de los novios y la bendición de los anillos, momento que Victoria aprovechó para acariciar la cara de su ya marido. Mucho más tenso y serio que ella que, aunque nerviosa, no ha parado de sonreir.

Una espléndida música ha puesto la banda sonora a la ceremonia, austera como lo es la liturgia luterana, y, al mismo tiempo solemne. Los novios han permanecido de pie ante el altar, excepto en el momento de recibir la bendición que se han arrodillado ante el oficiante. Los reyes de Suecia y los príncipes Carlos Felipe y Magdalena a un lado del altar junto a los reyes de Noruega y las reinas de Holanda y España. Al otro lado del altar se han sentado los padres del novio, sus hermanos y otros invitados reales. La ceremonia ha concluido con una canción melódica titulada When you tell the world you´re mine, compuesta para la ocasión, que los novios han escuchado vueltos hacia los bancos de la iglesia.

Los novios han abandonado la catedral acompañados de sus damitas de honor y pajes, entre los que se encontraban los príncipes Christian de Dinamarca, Amalia de Holanda y Ingrid Alexandra de Noruega, ahijados de la novia. Una carroza tirada por caballos esperaba a los príncipes Victoria y Daniel a las puertas de la catedral para recorrer las calles de Estocolmo, en donde se han concentrado más de 250.000 personas, según cálculos de la policía. Tras el recorrido y una travesía en barco los novios compartirán el banquete nupcial con todos sus invitados.


Volver arriba Ir abajo
http://www.consalypimienta.superforo.net
 
La princesa de Suecia alcanza su sueño al casarse con Daniel, su entrenador
Ver el tema anterior Ver el tema siguiente Volver arriba 
Página 1 de 1.
 Temas similares
-
» BIS: el sueño de un purista
» Cumpliendo un sueño
» ¿Amor? -Sin sueños a los que aferrarse, se cae en un precipició de desesperación-
» ** EL SUEÑO **
» 8 R. de Carlos III (México, 1777) con resello coronacion Carlos XIV de Suecia

Permisos de este foro:No puedes responder a temas en este foro.
Con Sal y Pimienta :: El Rincón del Entretenimiento :: Noticias-
Cambiar a: